aaaNo es normal que los árbitros suelan colgar el silbato antes de llegar a la edad reglamentaria. Sin embargo, en los últimos años dos colegiados han decidido poner punto y final a su trayectoria antes de tiempo. Primero fue Iturralde González, meses antes de retirarse, y ahora Paradas Romero. El árbitro malagueño se va tras una fuerte discusión con Díaz Vega, director técnico del Comité de Árbitros

Paradas Romero decidió poner este miércoles punto y final con su carrera arbitral. A sus 40 años y con cinco temporadas por delante en Primera división, salvo descenso, el colegiado malagueño dice adiós tras una fuerte discusión con Manuel Díaz Vega, director técnico del Comité de Árbitros.

Díaz Vega recriminó en las charlas técnicas que los árbitros tuvieron en Madrid antes de las pruebas físicas que Paradas Romero no hubiera expulsado a Jose Mourinho en el partido Real Madrid-Rayo Vallecano y el árbitro, que ya había expulsado al técnico blanco en otras dos ocasiones, le presentó su renuncia a Victoriano Sánche Arminio, presidente del CTA.

Esta decisión, que todavía no se ha hecho oficial por parte del árbitro ni del Comité (sólo le han retirado la designación del partido Espanyol-Valladolid que tenía este fin de semana) le supondrá la pérdida de unos 150.000 euros por temporada, que es lo que cobra un árbitro (5000 euros de fijo al mes + 3438 euros por partido arbitrados (unos 20 al año) + 12.000 euros en concepto de publicidad).

A Paradas, que cumplirá 41 años el próximo 16 de octubre, le que quedarían otras cinco temporadas en Primera división, salvo que le descendieran por su actuaciones en el campo, por lo que habrá dejado de ganar unos 700.000 euros en total.

Anuncios